Seleznov tiene una opción para seguir, pero él y el Málaga lo descartan

Seleznov, tras una ocasión fallada en Granada. /AGENCIA LOF
Seleznov, tras una ocasión fallada en Granada. / AGENCIA LOF

En enero también se pactó un acuerdo por otro año aunque el equipo no ascendiera, si bien con unas emolumentos bajos

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El Málaga cuenta en la actualidad con una situación tan compleja como la reflejada en los contratos de algunos de los jugadores que han pertenecido a la plantilla en la recién concluida temporada. El club se vio obligado a cubrirse las espaldas tanto si finalmente el equipo conseguía el ascenso como si debía competir de nuevo en Segunda. Y uno de esos casos afecta al delantero ucraniano, cuya aportación en la segunda vuelta ha sido todo un fiasco (como ha sucedido con el resto de las incorporaciones invernales).

En principio Seleznov tiene una opción para continuar la próxima temporada en el Málaga, pero esa situación no se dará porque ni el club ni el jugador lo desean. El ariete ucraniano llegó con bastante sobrepeso y un tono físico preocupante. Su fichaje fue recomendado por el entonces entrenador, Juan Ramón Muñiz –que había coincidido con él en el Dnipro–, pero el asturiano también advirtió de que podía estar en muy baja forma por su ostracismo en el equipo al que pertenecía, el Akhisarspor turco. Allí estaba apartado por el entrenador después de un comienzo de temporada caótico (faltó a varios partidos por sanción). Aun así, marcó tres goles en la Superliga en sólo siete actuaciones.

El club no contemplaba que permaneciera en la plantilla, pero el ariete ya se ha apresurado a comunicar que su deseo es marcharse

Pero desde el principio Seleznov acusó su deficiente estado físico. En su estreno, en casa frente al Lugo, ya demostró que apenas podía moverse, aunque al menos en un par de ocasiones bajó la pelota y la retuvo, lo que hizo concebir esperanzas. Desde entonces, su recuperación fue siempre una carrera contra el reloj. Incluso, el propio delantero, consciente de su precario estado físico, comenzó a realizar intensas sesiones por su cuenta por las tardes. El ucraniano sabía que tenía la oportunidad de quedarse en España, así que puso toda la carne en el asador. En cuanto los técnicos lo supieron le aconsejaron que no forzara para evitar una grave lesión muscular.

Titularidad

Muñiz comenzó a darle minutos y tuvo que recurrir a él como titular en Majadahonda. Seleznov dejó en aquel partido un par de remates interesantes, pero su aportación al colectivo volvió a ser escasa. El asturiano también le dio la titularidad en Soria para que cogiera ritmo con vistas a la recta final, pero no se apreció mejoría. Finalmente, tras otras pobres actuaciones ante el Sporting y en Granada, el técnico ni siquiera lo convocó en el que a la postre sería su último encuentro, en casa frente al Extremadura.

Con la llegada de Víctor se produjo la 'desaparición' de Seleznov. El balance es elocuente: una sola convocatoria y una actuación testimonial en los últimos instantes contra el Mallorca, ya con 0-1 en el marcador. En las tres últimas jornadas, incluso, el delantero arrastró problemas físicos... En definitiva, de 23 partidos posibles, sólo 12 actuaciones, dos como titular y ningún gol.

Seleznov firmó en su momento dos contratos, uno supeditado al ascenso (por dos temporadas) y otro en caso de que el equipo permaneciera en Segunda. Pero este último contempla unas condiciones económicas muy bajas, lo que llevó al Málaga a entender desde el principio que el jugador no iba a seguir. Antes incluso de que el club así se lo hiciera saber, el ariete ucraniano ya dejó claro que su intención era marcharse. Y no sólo por razones económicas, sino también porque la experiencia ha resultado para él muy negativa. De hecho, la agencia que lo representa ya se ha puesto manos a la obra para encontrarle destino y ha sido ofrecido en distintos mercados europeos. El futuro de Seleznov no está en La Rosaleda.

Temas

Fútbol