Seleznov: «Quiero jugar en Primera»

Yevhen Seleznov, ayer en su puesta de largo como malaguista. /Salvador Salas
Yevhen Seleznov, ayer en su puesta de largo como malaguista. / Salvador Salas

El delantero ucraniano del Málaga no dejó claro si se ve para jugar ya y prefiere darse a conocer en el campo, no en una sala de prensa

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Si el objetivo de una rueda de prensa es ofrecer información, el ruido, la falta de claridad y los problemas idiomáticos presidieron la presentación del primer fichaje malaguista, el ucraniano Yevhen Seleznov, que mostró un humor extraño y una conducta un tanto desafiante con los profesionales asistentes, hasta el punto de convertir el acto en una comparecencia con tintes surrealistas.

Uno de los objetos de interés de la prensa fue conocer su estado de forma, después de que el delantero de 33 años, fichado hasta junio desde el Akhisarspor turco, se entrenara ayer por la mañana por primera vez con sus nuevos compañeros. Sin embargo, no se pudo sacar nada en claro sobre si estará para el domingo en Zaragoza, cuestión improbable, pues no compite desde el 3 de noviembre (en un duelo liguero en la máxima categoría turca). A partir de ahí dejó de jugar al no mostrar interés por seguir en su club –campeón de Copa la pasada campaña pero humilde– y enfrentarse a su entrenador, Cihat Arslan.

Respecto a su estado físico, concretado en la pregunta «¿cómo se encuentra físicamente?», Seleznov respondió así: «Aquí, sentado en la mesa perfectamente». «No puedo valorar por mí mismo. Lo tendrán que hacer los técnicos», añadió después cuando se le insistió al respecto ante las caras de incredulidad en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda. «Me estoy poniendo en forma. Necesito algo de tiempo, no mucho, para poder ayudar al equipo en la Liga», dijo también en otro momento de su comparecencia, pero lo cierto es que su discurso atropellado, en ocasiones solapado con la traducción simultánea del ucraniano, no aclaró muchas cosas. Tampoco quiso hablar de sus cualidades o virtudes como jugador: «Habrá que esperar a mi debut en la Liga para conocerme».

Aunque el director deportivo malaguista, José Luis Pérez Caminero, presente a su lado, desveló que faltaba un documento para disponer del 'transfer', minutos después se solventó este punto, de manera que el jugador está plenamente a las órdenes de Muñiz.

Otro detalle atípico del acto fue verle comparecer con una camiseta con su nombre serigrafiado pero sin el dorsal debajo. En realidad va a ocupar el '20', que pertenecía al sueco de origen montenegrino Haksabanovic, pero hasta que este no se desvincule oficialmente y encuentre otro destino no se puede exhibir aSeleznov con estos dígitos. De hecho, si debutara en Zaragoza, tendrá que hacerlo con otro dorsal.

«Quiero jugar en Primera», fue la afirmación más clara de Seleznov, que dejó claro por qué le atrae este proyecto.El atacante tampoco apunta una cifra de dianas: «No puedo prometer que voy a a conseguir goles cada vez que juegue. Voy a dar todo lo que tenga, hasta el 150 por ciento para conseguirlo».

En referencia a Muñiz, clave en su fichaje al haber coincidido casi tres años con él en el Dnipro en su etapa de ayudante de Juande Ramos, comentó que «no veo sentido a hablar de él, todo el mundo sabe que coincidimos», pero añadió que «me gusta la táctica y el entendimiento del juego de los técnicos españoles». Asimismo, reconoció que también pidió información a su compatriota Boyko sobre el club: «Claro que hablé con él, pero antes con el entrenador. Eso fue lo primero. Dennis (Boyko) me dijo que Málaga era un buen sitio para la familia y la vida, pero no es mi prioridad. Mi prioridad es el fútbol».

En la grada como hincha

Finalmente, cuando le plantearon la cuestión de qué conocía de su nuevo club dijo: «Sé que el Málaga es un grande, que estuvo en la Champions hace poco. Gracias a Muñiz estuve dos veces en el campo como hincha. En 2013 o 2014, no me acuerdo... además, salieron varios jugadores importantes de aquí... ¿Quiere saber más?».

Antes de presentarse como malaguista –acompañado por su pareja y agentes en la sala de prensa–, el futbolista se despidió en Instagram del Akhisarspor. «Siempre morí en el campo y luché hasta el último segundo por esta familia, pero no quiero hablar sobre la decisión y el lío con el entrenador», dijo después de agradecer la confianza del técnico que le precedió, Okan Buruk. En cambio no hubo química con CihatArslan, que también se pronunció públicamente sobre la salida del delantero: «Me esforcé mucho para mantenerle en el equipo, pero Seleznov ganó esta pelea. Quería mantenerse al margen del equipo, y creo que lo logró».

Por otro lado, el Málaga, a través de la intérprete del ucraniano y del propio jugador aclaró que su nombre deportivo es sin la 'y' en su grafía ('Seleznov', por tanto), por un cambio registrado recientemente en las normas de escritura del ucraniano (aunque se deba pronunciar 'Selezniov').

Caminero admite que habrá una opción para que siga el punta, ya con el 'transfer'

El director deportivo del Málaga, José Luis Pérez Caminero, analizó de forma somera la situación de fichajes del club en el mercado invernal. Fiel a su línea, no ofreció detalles concretos, y lo más noticioso que se le pudo oír fue hablar de una opción de que siga Seleznov al final de temporada, pero no se extendió al respecto. No queda claro si la continuidad estaría o no a expensas del ascenso a Primera, lo que parece probable, y en qué cantidad se cifraría. «Ya sabéis que de temas de contratos no hablo», recordó el madrileño.

«Buscábamos un jugador con características de entrega y de luchar con gol, fuerza, con un buen golpeo... Además de las referencias que teníamos, el míster lo había tenido y lo conocía muy bien. Pensábamos que era el jugador que podía llegar para el objetivo«, comentó el dirigente. Lo cierto es que su perfil puede ser el complemento ideal que necesitaba la plantilla en el ataque, un 'hombre gol' que se aproveche del trabajo y los movimientos de sus compañero.

Respecto a la posibilidad de que haya nuevos fichajes en otras demarcaciones (como la de medio centro o la de extremo), Caminero dijo de forma escueta: «El mercado está abierto y vamos a intentar en lo que podamos ayudar al equipo. Tenemos en el primer equipo 23 fichas. Valoraremos en lo que queda de mes alguna situación que se nos ha planteado de salida». Caminero no concretó si, al margen de la marcha de Haksabanovic (que desde este mes no se entrena con el equipo ya), se refería con ello a Héctor. «Algunos de nuestros jugadores que cuentan todos los domingos tienen ofertas de España y de fuera», sorprendió diciendo más tarde aunque dando a entender que no se buscará que se marchen. «Si en Primera ya hay jugadores que salen de forma imprevista, imagínese en Segunda», añadió, y concluyó afirmando que «siempre que podamos intentaremos mejorar al equipo».

 

Fotos

Vídeos