Sergio Sánchez: «Sería imposible celebrar un gol contra el Málaga; se merece mi silencio»

Sergio Sánchez. /SUR
Sergio Sánchez. / SUR

El defensa del Cádiz vivirá este viernes un partido con sentimientos encontrados; regresa a La Rosaleda por primera vez tras su marcha del Málaga, donde pudo volver el pasado mercado invernal

BORJA GUTIÉRREZ

Sergio Sánchez (03/04/1986, 32 años, Mataró), actual jugador del Cádiz, regresa por primera vez a La Rosaleda como rival desde que se fue de la entidad blanquiazul en 2015. Estuvo cuatro temporadas en Martiricos y vivió sus momentos más gloriosos, jugando la Champions. Desde su marcha siempre ha mostrado su cariño por Málaga, donde también tiene residencia. Por eso el partido de este viernes (21:00 horas) será un reencuentro de emociones para el defensa central. Llega como titular en el once de un Cádiz en estado de gracias: ha ganado los últimos siete partidos de Liga y espera ser recibido con cariño por la parroquia malaguista.

-Semana especial para usted...

-Mucha gente me ha escrito, con ganas de volverme a ver, y yo también.

-Desde Cádiz llegan en un momento extraordinario.

-La verdad es que está saliendo todo a pedir de boca; esperemos que se siga alargando.

-¿Qué sensaciones tiene ante este encuentro?

-Va ser un partido emocionalmente, difícil para mí, va ser la primera vez que vaya a La Rosaleda desde que salí de allí, y también la primera que juegue contra el Málaga. Va ser difícil, salí muy contento de allí, tengo muy buenos recuerdos. Málaga es parte de mi familia, y defender tanto tiempo esa camiseta hace que no sea fácil.

-Ahora su Málaga vive una situación anómala tras diez años en Primera. ¿Cómo vivió el descenso?

-Fue un palo duro tras diez años en Primera y varios años consolidándose, incluso jugar Europa... Pasar en tanto poco tiempo de estar tan arriba a ahora estar en Segunda no es fácil de asimilar. Pero es un equipo que tiene mucha alma y afición, y seguro que vuelve pronto a la élite.

-En los últimos tiempos hubo varios intentos para su vuelta, ¿no?

-Más que este verano, en diciembre del año pasado. Es verdad que estaba hecho. Estaba todo cerrado, pero una ley lo impidió a última hora, y no se pudo concretar. Este verano habría vuelto encantado, pero el Málaga tenía otros pensamientos y fueron a por otros jugadores.

-Al final se incorporó al Cádiz, ¿cómo fue?

-Tanto a Manolo Vizcaíno como a Óscar Arias los conocía de la etapa en Sevilla y el proyecto que tenían me lo trasladaron de una forma que era difícil rechazarlo. Son personas de buena fe, muy comprometidas, ambiciosas y optimistas. Creo que costó un poco arrancar, pero el equipo ha adquirido el compromiso, y a la vista está, viviendo una bonita temporada.

-¿Preparado para marcar a Blanco?

-Veremos la alineación que saca el míster para Málaga, lo que sí es seguro es no van haber marcajes individuales, defendemos en equipo.

-¿Qué le parece el Málaga de esta temporada?

-Sin duda, es la mejor plantilla de la Liga 123, ellos y Deportivo son los más fuertes. Para este partido es el favorito, tiene toda una ciudad y una afición detrás. Es un grupo que sabe que tiene que subir sí o sí y la afición le va a exigir cada domingo. Es un conjunto joven con un entrenador con gran experiencia en Segunda, es muy difícil de batir.

-¿A quién destacaría?

-Yo creo que el grupo en general está muy consolidado. Juanpi está recobrando su nivel. Es un jugador espectacular, es un chico que necesita cariño y mimos, y lo está sabiendo hacer bien el club y la afición. Ontiveros ha dado un golpe sobre la mesa, quiere ser importante. Blanco es un delantero que, además del gol, está comprometido con el equipo y han logrado hacer un bloque importante.

-¿Supongo que dormirá en la concentración con el equipo, pero podría hacerlo en su propia casa?

-Sí (ríe), seguramente a poca distancia de donde nos quedemos está mi casa, pero durmiendo en el hotel o donde sea me sentiré en Málaga igualmente.

-¿Quién le queda como amigo de la época en la que estuvo aquí?

-Me quedan los utileros, Juan Carlos y Miguel. Son dos fenómenos. Enrique (Ruiz), el preparador físico. Hay mucha gente que está vinculada al club del que tengo muchos recuerdos.

-¿Cómo cree que le recibirá La Rosaleda?

-No lo sé, es una expectativa, como lo hagan, lo aceptaré. Me gustaría y sería un bonito gesto poder recoger cariño. Ojalá las cosas bien que hice en el Málaga me la puedan seguir reconociendo. Tengo muchos mensajes de allí.

-¿Y si marca un gol?

-Feliz porque ayudaría a mi equipo, pero hay situaciones, momentos, equipos y aficiones que se merecen ese silencio y Málaga se merece, sin duda, mi silencio. Sería imposible celebrar en contra del Málaga y menos en La Rosaleda.