Esto no es serio en un club que representa a Málaga

Deportivamente hablando, el Málaga es un embrollo bien enredado. El desorden es total. Y encima se marcha Tapia. Nadie es insustituible, pero hay ausencias que duelen...

Esto no es serio en un club que representa a Málaga
PACO CAÑETE

Recuerdo de chavea que en cada casa había una máquina de coser. Eran tan necesarias como el comer. Una frase publicitaria tuvo gancho. Decía: «El tiempo es oro y la máquina Sigma es un tesoro». Miren por dónde, cavilando sobre el Málaga, ayer se me ocurrió una idea relacionada con eso que llaman ajustar el tiempo. Ni la entiendo ni entro en explicaciones. La única verdad es que el tiempo se nos escapa. Llámale como quieras: momentos, intervalos, ciclos, periodo… Mientras las tormentas meteorológicas se están paseando por una España húmeda, aquí en nuestra Málaga estamos desajustando minutos, horas y días con un tema insustancial: la plazoleta que se levantó con el nombre del jeque en aquellas felices fechas.

Quieren que se cambie y dedique a la afición malaguista. Bueno, ¿y qué? La afición está ahí. De auténtico modelo. Es más tesoro para nosotros que aquellas máquinas que unían trozos de tela. La paciencia, el aguante, la resignación y la entereza de los seguidores a la vista está. Sin entrenador, sin director técnico ni responsable de la cantera. Ni tan siquiera se ha fijado la fecha para iniciar los entrenamientos. El presente es aterrador. El tiempo pasa y no vuelve atrás. Y a la 'dichosa' plazoleta, como si la quieren dedicar a criadero de caracoles. La vida es tiempo.

Los hechos y las circunstancias se desarrollan de distinta manera. A veces señalan que influye la suerte. ¡Vaya usted a saber! Lo que no tiene vuelta de hoja es el trabajo bien hecho y quien lo realiza. La noticia saltó el jueves en el fútbol de abajo, en el base. Su máximo responsable, Antonio Tapia, dimitió. Argumentó varias razones: que sí, pero bueno, que no… Creo que un hombre tan sensato como él no dijo la verdad. Me agradaría conocer los hechos y las circunstancias reales. Algo grande e importante no funciona en el club. Tapia es de los que se visten por los pies, de los que no pierden el tiempo y utiliza la línea recta. Interpreta el mundo del fútbol con palabras justas y conocimiento vasto. En las distintas labores que ha realizado en el Málaga dejó su sello.

Saber dirigir es difícil. Y en la actualidad, a una academia de fútbol, más. No todo es darle al balón mejor o bonito. Aparte del magisterio hay que bregar con los dirigentes, con las instalaciones de que se dispone, con el número de alumnos y clubes, y un apartado psicológico dedicado a los padres de los aspirantes a figura. En resumen: Antonio, moderado, modesto, humilde, sencillo y afable, ha dicho «¡basta!» Bien que lo siento por el Málaga y por el personaje. Nadie es insustituible, pero hay ausencias que hacen daño, duelen…

Deportivamente hablando, el Málaga C. F. es un embrollo bien enredado. El desorden es total. Los jugadores se marcharon de vacaciones el pasado 19 de mayo. Los que tienen contrato en vigor, ¿cuándo se reincorporan? Hoy, ¿quién señala la fecha? La situación es confusa, difícil de resolver. La fecha de comienzo de Liga, el 19 de agosto. La parcela administrativa del club funciona con normalidad, pero en lo meramente deportivo la desorganización se palpa. El presidente y propietario delegó en los consejeros consultivos las gestiones para contratar entrenador y director deportivo. Ben Barek y Benítez han realizado varias gestiones, de las que naturalmente han pasado la correspondiente información a Catar. Hasta ayer, la callada por respuesta. Hay mucho, demasiado trabajo pendiente para aclarar la plantilla y plantear los correspondientes fichajes. Esto no es serio en un club que representa a Málaga. El Málaga está enredado en un embrollo deportivo.

El pasado sábado finalizó la Liga en Segunda División, la nueva categoría malaguista. Conocidos los de ascenso directo con anterioridad, restaba colocarse en las plazas de promoción. El Cádiz, que perdió en Granada, se ha quedado fuera. Para la próxima campaña contamos con un aliciente como son los enfrentamientos entre clubes andaluces. Cádiz, Granada, Almería, Córdoba y Málaga se tendrán que medir dos veces. Es una fuente de ingresos para cada ciudad. Ahora falta que las fechas y horarios no se parezcan en nada a los que hemos padecido en Primera. Siempre he dicho que en un Málaga-Granada, o al revés, los miles de seguidores que se desplazan dejan sus buenos millones. Sólo con el combustible del vehículo, el agua mineral, la cervecilla y un paquete de pipa, ya dejan dinero. Aparte, por supuesto, del interés deportivo. Algo es algo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos