Sustituir a Blanco, el principal dilema

Blanco, en un reciente entrenamiento del Málaga. /Germán Pozo
Blanco, en un reciente entrenamiento del Málaga. / Germán Pozo

Harper o Seleznov, las principales alternativas del Málaga para el ataque ante el Majadahonda

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La plantilla del Málaga es tan amplia tras el mercado invernal que el entrenador dispone ya casi siempre de recambios para cualquier eventualidad, en todas las posiciones. De hecho, pese a las numerosas bajas cara al partido en el campo del Rayo Majadahonda, el domingo a partir de las 18.00 horas, Muñiz dispone de suficientes futbolistas para afrontar el choque con ciertas garantías.

Sin embargo, hay algunos jugadores de los fijos que, por distintas circunstancias, son determinantes. Es el caso, por ejemplo, de Blanco, al que su sequía goleadora de los últimos meses no le impide ser imprescindible para el cuadro blanquiazul. Y no estará en el próximo encuentro por acumulación de amonestaciones, por lo que el técnico tendrá que buscar una alternativa. Es el principal dilema, ya que Muñiz tendrá que buscar a un hombre que le ofrezca, al menos, un trabajo parecido.

Con la nueva fórmula que está utilizando el preparador asturiano, en ataque sólo habrá un futbolista (4-1-4-1). De ahí que las alternativas que tendrá Muñiz serán, en principio, dos: el malagueño Harper o el ucraniano Seleznov. El primero es el que cuenta con más opciones, ya que su capacidad de trabajo es máxima y también tiene mucho gol, algo que le asemeja algo a Blanco. El ariete recién llegado, por contra, todavía no ha completado su particular pretemporada, en la que deberá alcanzar su mejor momento de forma y de adaptación al equipo y al fútbol de Segunda, lo que dificulta su titularidad. Pero cualquiera de los dos puede ser el elegido para jugar como hombre más adelantado el domingo en tierras madrileñas, en un partido también trascendental después de los tres empates consecutivos.

En todos los partidos

Aunque en los primeros partidos de competición no fue titular, Blanco ha participado hasta ahora en todos los partidos del Málaga esta campaña, incluso en los últimos minutos del único choque jugado en la Copa del Rey, siendo en muchos de los encuentros el jugador más destacado. Ha marcado seis goles y ha dado tres asistencias hasta ahora, si bien el futbolista argentino destaca más por su trabajo y por aportación al juego tanto en ataque como en defensa, lo que lo ha convertido en una de las grandes referencias del equipo blanquiazul. De ahí que la apuesta de Muñiz por un recambio para el argentino podría estar acompañada de una adaptación del equipo al nuevo delantero.

Muñiz tampoco podrá contar el domingo en Madrid con otro de sus fijos en los últimos encuentros: el medio centro Keidi

También habrá otra baja importante para el domingo, la del filial Keidi. El joven medio centro está siendo uno de los fijos (y uno de los destacados) de Muñiz en los últimos compromisos, por lo que el técnico tendrá que encontrar una alternativa que mantenga la fuerte presión en el centro del campo, salvo que retoque el sistema otra vez. Para colmo, no estarán disponibles Lacen ni Boulahroud, aunque el técnico dispone ya de suficientes alternativas. Si mantiene su actual disposición de los futbolistas, deberá recuperar a Adrián para el medio centro, completando esa zona con N'Diaye y Erik Morán, detrás. Aunque no se descarta que el entrenador malaguista busque alguna novedad que le permita adaptarse en esta ocasión al Majadahonda.

Se perfila, de esta forma, que las únicas novedades en el once del domingo, en relación al anterior encuentro, serán los sustitutos de Blanco y Keidi, que pueden ser el referido Harper y Renato. Este último pasaría a ocupar la plaza que dejaría vacante Adrián, alternándose en las bandas con el recién llego Iván Alejo.

La ausencia de Boulahroud se alarga ya dos semanas

Aunque parezca mentira por tratarse de un club profesional, el medio centro marroquí Boulahroud sigue sin volver tras el viaje que emprendió a su país al final del mes pasado. Cumple ya dos semanas de ausencia y se desconoce cuándo podrá regresar, si bien se espera que sea pronto. Se marchó para resolver un asunto burocrático relacionado con el permiso de trabajo y el visado, y ahora no puede regresar hasta que no consiga los pertinentes permisos. Esta semana, por ejemplo, el Málaga tendrá las ausencias de Lacen y Keidi en su posición del centro del campo, y no estará. En este ya largo periodo en Marruecos, además, está perdiéndose los entrenamientos, lo que le costará un mayor esfuerzo a la vuelta para alcanzar el ritmo de juego necesario para estar, al menos, en una convocatoria. La consolidación del joven 'pivote' del filial y la llegada de Erik Morán están salvando la situación del equipo mientras que Boulahroud sigue a la espera de reincorporarse...