El tiempo apremia ya al Málaga

Los jugadores del Málaga, en el arranque de la temporada anterior./SUR
Los jugadores del Málaga, en el arranque de la temporada anterior. / SUR

Con la marcha de Harper, Lacen, Torres y Brezancic se han frenado las salidas, lo que impide que el club cierre algunos fichajes que tiene ya casi cerrados

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Málaga quiere y necesita cerrar más operaciones de salida. El tiempo comienza ya a apremiarle debido a que sigue avanzando la nueva temporada desde el comienzo de mes y las demoras se traducen en más gastos. La agilidad en las gestiones es una de las claves para que la planificación de la plantilla y de la entidad sean las adecuadas en un momento tan delicado como este. Las fuentes consultadas aseguran que el club tiene numerosos frentes abiertos, pero siguen sin concretarse por la situación del mercado y porque algunas operaciones continúan sin el visto bueno del jeque Abdullah Al-Thani.

La reducción presupuestaria y de gastos afecta fundamentalmente a la plantilla, que está obligada a reducirse de una forma importante. Hasta ahora se marcharon Harper, Lacen, Torres y Brezancic, operaciones que han supuesto importantes ahorros para la entidad y unos buenos ingresos en el caso del futbolista procedente del filial, por el que ha pagado el Getafe 1,5 millones (cuando concluyan las amortizaciones). En el caso de Torres, la rescisión del contrato también supone una importante reducción de los gastos, los que afectan al famoso tope salarial.

Los avances para el traspaso de Ontiveros siguen pendientes del visto bueno del jeque

Pero se han frenado las operaciones y la pretemporada del Málaga comenzará el lunes, en poco más de dos días. En el arranque, en las pruebas médicas y físicas, faltarán algunos de los futbolistas, ya que los venezolanos (Rosales, Juanpi y Mikel Villanueva), el marroquí Munir o el senegalés N'Diaye, que todavía siguen en competición en la Copa África, se incorporarán en algunos casos más tarde por los compromisos de sus selecciones. Aún así, la plantilla será todavía muy amplia para comenzar los entrenamientos, y todo ello sin llegar los fichajes.

Fichajes atados

De hecho, el club tiene casi atados a varios fichajes, pero necesitará antes hacer hueco para incorporarlos. El regreso de hasta diez cedidos, de los que se quedarán muy pocos, complica todavía más la planificación, lo que obliga a actuar de una forma rápida y eficaz en pocas semanas. Algunas salidas están casi acordadas, aunque siguen sin cerrarse por completo.

Y tampoco se pueden olvidar los traspasos, ya que hay algunas operaciones que están en marcha y que pueden cerrarse en poco tiempo. El caso más destacado es el de Ontiveros, por el que pugna fundamentalmente el Villarreal. En el club ya estudian la posibilidad de que salga, aunque será el jeque el que tenga la última palabra para que las conversaciones puedan avanzar. En este caso será muy importante el precio de la compra y las ventajas que pueda obtener el club de Martiricos cara al futuro. En la entidad castellonense hay cierta prisa, ya que pretenden que el futbolista, en el caso de cerrarse la operación, pueda incorporarse de inmediato para completar la pretemporada con el resto de la plantilla.

Pero hay otros jugadores que fueron titulares en el Málaga o en algún otro equipo en el que estuvieron cedidos que también pueden salir. En algunos casos se pueden marchar para reducir costes y en otros dejarían el equipo blanquiazul también como traspasados.