El tope salarial frustra el fichaje de Álvaro Jiménez tras superar las pruebas médicas

Álvaro Jiménez, ayer a las 8.30 horas en La Rosaleda antes de pasar el reconocimiento /Borja Gutiérrez
Álvaro Jiménez, ayer a las 8.30 horas en La Rosaleda antes de pasar el reconocimiento / Borja Gutiérrez

Este mismo problema impidió a Lacen y Boulahroud ser convocados en Lugo, y no permite inscribir aún a Dani Pacheco y Koné

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El extremo derecho Álvaro Jiménez (procedente del Getafe y con 23 años) no llegará finalmente al Málaga, que abortó ayer de forma repentina la operación para el fichaje del jugador cordobés, que ayer por la mañana se había sometido al reconocimiento médico e incluso se ejercitó al margen pero con el seguimiento de un componente del cuerpo técnico. El giro brusco en la entidad de Martiricos tiene que ver con el problema del tope salarial en la plantilla, con 26 fichas profesionales y con dificultades para incluir nuevos nombres mientras no se confirmen los descartes.

Álvaro Jiménez y su representante, Manuel García Quilón, no quisieron atender la propuesta del Málaga para esperar algunos días a ver si se podía desbloquear esta situación, y ya hay una negociación avanzada con el Sporting de Gijón, que no cuenta con este problema de salarios para incorporarlo, como pudo confirmar este periódico.

Este mismo problema se dio ya cara al debut liguero, porque Lacen y Boulahroud no entraron al final en la convocatoria para el partido en Lugo, pese a viajar con el equipo en una expedición de veinte. A la hora de la verdad el Málaga debe descartar aún a dos de sus fichas profesionales por este asunto, y en los cálculos no se incluyen a los jóvenes con contrato no profesional (Iván y Mula, de la primera plantilla, y Abqar, Hicham y Harper, del filial). El club ha ocultado este asunto, a diferencia de otras entidades que se han visto con este contratiempo y han sido más transparentes al respecto.

De la misma forma, Dani Pacheco y Koné, que han sido los últimos en llegar, no pueden ser inscritos aún, al margen de dos profesionales más que deben quedar fuera de la convocatoria. El Málaga dio permiso al cuerpo técnico para incluir en la relación de viajeros a tierras gallegas a veinte jugadores, porque había confianza en que la salida traspasado de En-Nesyri al Leganés permitiera hacer hueco en el tope salarial, pero a la postre no fue autorizado por LaLiga.

Esta es la razón de que Muñiz, en una decisión que desde fuera resultó llamativa, descartara entre sus veinte elegidos a dos futbolistas que cumplen la misma labor, la de 'pivote'. Y es que Mula o Hicham, que son extremos y ambos fueron suplentes, no cuentan como profesionales y dan margen de maniobra cara al tope salarial.

Un síndrome en Segunda

El problema ha adquirido la categoría de síndrome en este comienzo de la competición en Segunda. El Córdoba no pudo inscribir al malagueño Edu Ramos ni a Kieszek, dos de sus hombres más importantes; el Extremadura tuvo que dejar fuera de la lista a Capel, Chuli y Casto, sus referentes; el Reus llenó su banquillo de canteranos, ya que no pudo contar con sus goleadores Lekic y Linares, además de Vítor Silva y Yoda, y el Elche no ha facilitado los nombres de los cuatro jugadores que no pudo inscribir, pero dejó fuera del choque ante el Granada a Borja Martínez y a Jony.

Hay que recordar que el tope salarial incluye, salarios fijos, conceptos variables, el pago a la Seguridad Social, primas colectivas, gastos de adquisición de jugadores (incluidas comisiones para agentes) y amortizaciones (importe de compra de los jugadores imputado anualmente en función del número de años de contrato del jugador), detalle este último que fomenta el recurso a múltiples cesiones.

El Málaga tiene ahora mismo la friolera de 26 jugadores con contrato profesional. Por ello la gran prioridad es poder encontrar acomodo a los descartes cuanto antes: Cenk, Rosales, Cifu, Torres, Juanpi y Tighadouini, con la posible salida de Iturra y de Ontiveros, aunque al final pudiera ser Mula el que se vaya en esa demarcación.