Pau Torres: «Es normal perder el liderato; en una liga tan larga habrá momentos de todo tipo»

El central castellonense Pau Torres posa delante de un escudo del Málaga en La Rosaleda. / Foto: Germán Pozo | Vídeo: Pedro J. Quero

«Al principio tuvimos una buena racha, pero sabíamos que no iba a ser todo el año así», argumenta el joven central zurdo

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

La apuesta ha salido productiva para las dos partes. Pau Torres (Villarreal, 1997) se foguea en Segunda División –y hasta ahora ha jugado todos los minutos– para el club propietario de sus derechos, el Villarreal, y también ofrece un rendimiento formidable para el Málaga, siendo un fijo en la zaga y completando en Pamplona una de sus mejores actuaciones, con el añadido de un gol, que no sirvió en esta ocasión para puntuar. Pau, alto, ojos verdes llamativos, analiza a este periódico sus sensaciones en el club de La Rosaleda y la resaca de la debacle en Pamplona, que aún sigue dando de qué hablar.

¿Qué opinión le merece las resoluciones del Comité de Competición? Al final Blanco si podrá jugar en Gijón...

–Por lo menos conseguimos que uno de los sancionados pueda acompañarnos. Creo que es importante tener a Gustavo en el equipo.Es el máximo goleador.Era difícil que quitaran más tarjetas, porque los comités tratan de protegerse a sí mismos, a los árbitros.

¿Qué lectura sacan de lo que sucedió en Pamplona? ¿Perdieron un poco los nervios o fue desmedida la actuación del árbitro?

–Al final, si le han retirado la segunda tarjeta a Blanco es que igual no merecía esa sanción.Es verdad que cuando nos quedamos con diez empezamos a sufrir un poco más y ellos nos empataron enseguida.El segundo gol fue un golazo. No pudimos hacer nada ahí, igual sólo haber evitado la falta.Nos remontaron, pero al minuto 75 u 80 estábamos jugando bien, íbamos ganando y tuvimos opciones de sentenciar en la primera parte, y no lo conseguimos.

¿No cree que faltó algo más de tranquilidad tras el 1-1?¿No se desquiciaron en exceso y sucedió, por ejemplo la pérdida de papeles de N'Diaye?

–Bueno, Alfred ya pidió disculpas, y entendemos que los errores le pueden pasar a cualquiera, y nosotros sabemos que fue una situación que no debió de darse.

Suele ser un defensa que va a pocas tarjetas por partida (lleva una en doce jornadas), muy poco complicado en el terreno disciplinario para los árbitros. ¿Alguna vez le expulsaron?

–No... Bueno, sí, una vez el año pasado, en el 'play-off' de ascenso a Segunda, con el Villarreal B. Fue como lo de Blanco, una falta que no fue y después me retiraron la amarilla....

-Va camino de jugar todos los minutos...

–Es de agradecer la confianza que estoy teniendo por parte del míster y de los compañeros.Eso te lo hace todo más fácil. Hay que aprovechar los minutos que me dan y cuantos más sean mejor para mí.

Dos meses después ya no son líderes de la categoría. ¿Cómo lo asume?

–Es algo totalmente normal. En una liga tan larga va a haber momentos de todo tipo. Cuando vengan los malos hay que tratar de superarlos para seguir sumando puntos.En 42 jornadas es muy difícil estar siempre primeros, pero seguimos en puestos de ascenso y vamos a tratar de mantenernos allí arriba.

¿Quién le inoculó la pasión por el fútbol?

–Bueno, en Villarreal, un pueblo de apenas 50.000 habitantes, íbamos de pequeños a ver a nuestro equipo, que ya estaba en Primera. Mi hermano, que era un poco más mayor, empezó antes a entrenar, y cuando salía del colegio iba a verle. Yo aún no tenía edad para estar federado aún, pero sí a los 5 años, que fue cuando empecé.

Debe de resultar curioso un canterano oriundo de Villarreal, rodeado de gente de otras ciudades o países...

–Cuando era más pequeño solía haber más gente de allí, pero a medida que vas quemando etapas me quedé casi solo, salvo un compañero que también tuvo que salir.Es normal en un club que cuida mucho la cantera, con gente que viene de todas partes.

¿Es defensa porque no valía para otros puestos?

–Yo jugaba en realidad de medio centro defensivo, pero en un partido de juveniles, hace unos cuatro años, se lesionó el central, no quedaban más cambios y me colocaron ahí, y ya desde entonces me fue bien, al entrenador le gustó y me encontré cómodo.

¿Está en continuo aprendizaje para perfeccionarse en el campo?

–Sí. A final cuando vas jugando partidos vas adquiriendo experiencia en algunas acciones e intentas mejorar en lo que se te estaba dando peor. El aprendizaje es continuo.

La ventaja de tener a un entrenador como Muñiz es que fue también central durante muchos años en la élite...

–Evidentemente, te ayuda, crees más en su mensaje, porque lo ha vivido en primera persona. Sabe lo que hay que hacer en cada momento. Hay que aprender de lo que nos dice.

Siendo sincero, ¿prefiere de rival un delantero rápido, pequeño y habilidoso o un delantero tanque, fuerte y que sea poderoso en el juego aéreo?

–Me gusta más uno pequeño que se vaya moviendo que otro de referencia.Al final las disputas por alto las puedes ganar tú o el, pero con el pequeño no. Lo normal es que le ganes ahí y tienes que estar pendiente de los espacios cortos.

¿Quién hace más de hermano mayor: N'Diaye, el jugador al que conocía ya del Villarreal, o su compañero en el eje de la zaga, Luis Hernández?

–Igual los dos, pero un poco más Luis Hernández por la posición que ocupamos en el campo, algo más en contacto. Alfred me trata bien también.

Menudo golazo en Pamplona, anticipación, buen golpeo con la zurda. No era fácil...

–Fue una jugada al primer palo y estábamos posicionados ala par que su defensa. Se hundieron mal, uno primero y otro después, lo que hizo que no estuviéramos en fuera de juego, y cuando puso el balón Dani (Pacheco) vi la oportunidad de rematar tirándome un poco y por suerte salió bien.

¿Cuál ha sido su mejor gol en su carrera?

–Este gol de Pamplona, el primero en Segunda, ya en el fútbol profesional.

Como el Málaga suba a Primera, se le va a ofrecer una buena disyuntiva: volver al Villarreal o seguir de blanquiazul.

–Al final lo que tengo que firmado es volver al Villarreal y hay que respetarlo.En verano se verá lo que pueda suceder. No me preocupa mucho la situación.Queda mucho por delante, y me encuentro cómodo en Málaga.

A punto de cumplir un tercio de competición, ¿es optimista o no con este equipo?

–Las sensaciones son buenas. Veo el trabajo diario del equipo y que compite como si fuera el último. Tenemos como objetivo los tres puntos semanales y eso es bueno para crecer.Si estamos ahí es por algo también.

¿Pero no cree que al equipo le está faltando algo fuera de casa?

–Al final es difícil jugar en cualquier campo en esta categoría. Al principio tuvimos una buena racha, pero sabíamos que no iba a ser todo el año así y que las derrotas iban a llegar. Hay que intentar ganar ya fuera, aprovechar ahora en Gijón.

Muy personal

–¿Es más de 'Gran Hermano', de 'Operación Triunfo' o de 'MasterChef'...?

–Veía mucho 'MasterChef' con mi madre el año pasado y me gusta bastante.En mi casa ha cocinado más mi hermano, pero se va haciendo lo que se puede... Arroces al horno, que es algo que no se conoce tanto de mi tierra, pues quizás la paella es más famosa.

–Diga una película que haya visto últimamente.

–'El inmortal (22 balas)'.Me gustó bastante.

–Si le regalasen la entrada del concierto, ¿a quién iría a ver?

–A Dani Martín.

–¿Sigue la política?

–Intento ver las noticias a diario para ver cómo está la situación del país.

–¿Vive solo o con la familia?

–Solo.

–Diga una cosa que le ponga de muy mal humor.

–Las mentiras.

–¿Es de lágrima fácil?

–No.

–¿Qué es lo que más echa de menos de casa?

–Quizás el juntarte diariamente con los amigos.

–¿Es una persona religiosa?

–Sí. Soy creyente.

–¿Le van los tatuajes?

–No tengo.Es verdad que me gusta verlos en otra persona, pero no tengo, y de momento no me planteo ponérmelos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos