El traspaso de Jony al Alavés se enfría, mientras que las salidas también se atascan

El centrocampista Jony se ejercita con el Málaga en la pretemporada de la campaña anterior. /Pepe Ortega
El centrocampista Jony se ejercita con el Málaga en la pretemporada de la campaña anterior. / Pepe Ortega

El Málaga dispone todavía de tope salarial para acometer el fichaje de Erik Morán

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El mercado invernal del Málaga está centrado ahora en el cierre del fichaje de Erik Morán, aunque el club tiene otros frentes abiertos cara a la semana que todavía queda de plazo. Uno de los asuntos más destacados es el posible traspaso de Jony, que lo quiere el Alavés, donde está cedido ahora. Pero la operación se ha enfriado en los últimos días. Y tampoco marcha como quisiera el club el capítulo de las salidas de jugadores. Se marchó Haksabanoviv y llegó el delantero Seleznov, pero ya no ha habido más cambios. Hay varios candidatos a marcharse, pero...

En cuanto a Jony, el Alavés hizo una oferta cercana a los dos millones para comprarlo, pero el jeque Abdullah Al-Thani respondió con una contrapropuesta solicitando más dinero y otros objetivos. A partir de ahí, todo quedó parado, sin más negociaciones. Esta venta, en cualquier caso, no está descartada todavía, sino que ahora se encuentra en compás de espera, pendiente de un posible acercamiento. El jugador acabará su contrato al final de la temporada que viene, pero, con toda probabilidad, no regresará al equipo de Martiricos si no asciende (tiene una cláusula que le permite irse cedido a Primera en este caso).

Y las salidas continúan algo atascadas. Es previsible que haya algunas más, pero no está nada claro. Algunos jugadores con menos minutos pueden plantearse la marcha del Málaga, pero es necesario que se den las condiciones para encontrar acomodo en otro lugar y que el club de Martiricos se ahorre dinero, eso es clave e imprescindible. Las salidas suelen ser siempre muy complicadas, por lo que habrá que esperar hasta el último instante.

Respecto a otras opciones de fichajes, el club sigue a la espera Machís o Iván Alejo. El primero es un refuerzo complicado tanto por el precio como por la competencia que existe en el mercado, por lo que será necesario esperar hasta el final del plazo (finaliza el jueves que viene). Mientras que el segundo seguramente dependerá del primero. Todo queda pendiente.

Las operaciones de entrada que cierre el Málaga, asimismo, estarán supeditadas a no rebasar el tope salarial. Según ha podido saber este periódico, el club puede hacer frente ahora al fichaje de Erik Morán, pese a que su disponibilidad económica es pequeña.

 

Fotos

Vídeos