TRES POR TRES, NUEVE

MANUEL CASTILLO

Acabó la Liga en Primera División y estamos a tres partidos de que acabe en Segunda. Mientras que en la élite está todo lógicamente resuelto, las cosas no están claras por lo que respecta a la llamada categoría de plata; sí en cuanto a los que descienden, no en lo que concierne al segundo ascenso directo, con la excepción de Osasuna que tiene todas las papeletas. Y por aquí, en Málaga, sufriendo porque el equipo que ha enderezado Víctor Sánchez no se puede permitir el más mínimo tropiezo (que lo sería no ganar el viernes al Zaragoza) y, en el mejor de los casos, espera ese 'play off' al que temo más que a la vara verde. Armémonos de paciencia, por tanto, manteniendo en alto el optimismo que aporta la posibilidad de volver a Primera.

Y como toca esperar todavía unas cuantas semanas, pues ponemos la atención en lo que nos ofrece cada día la televisión fuera de lo común. Y no precisamente en los petardazos que vienen ofreciendo Madrid y Barcelona, sino en el malagueñismo que coincide a veces en otros campos. Por ejemplo, uno disfruta y reflexiona sobre jugadores de aquí que triunfan en otros equipos. El domingo, en el Bernabéu, vimos a Isco y a Brahim vestidos de blanco, y de verde a Loren, autor, además, del primer gol bético; a Manolo Reina en la portería de ese Mallorca, con el que competimos, y a Portillo (a quien por poco tiempo tuvimos como 'sucesor' de Isco en el Málaga) con la camiseta del Getafe...

Por todo lo dicho, y por todo lo que tenemos por delante, al Málaga le queda por cubrir la parte más difícil y arriesgada de todo el campeonato. Una situación complicada para el club que habrá de esperar al 10 de junio para saber qué equipo vamos a tener la próxima temporada, si de Segunda o de Primera. No obstante es de esperar que los responsables técnicos del club anden ya en la tarea con la vista puesta en el ascenso. Reforzar la plantilla, con un presupuesto u otro (los ingresos por televisión serán decisivos) es primordial, pero, repito, estará a expensas de que el Málaga sea capaz de sumar los siete o nueve puntos de los tres partidos que faltan por disputar. Con un tres por tres, todo claro.