Un último privilegio del Málaga, amenazado

Sergio Sánchez trata de frenar a Blanco en el Málaga-Cádiz (1-0) de la primera vuelta. /Salvador Salas
Sergio Sánchez trata de frenar a Blanco en el Málaga-Cádiz (1-0) de la primera vuelta. / Salvador Salas

El Málaga podría dejar el lunes de ser el único de Segunda que se ha mantenido entre los seis mejores todo el campeonato

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Bajo el 'síndrome del Hamburgo', el Málaga encara con preocupación la jornada del fin de semana, celebrada ya en parte. El histórico club alemán, hasta la temporada anterior el único fijo en todas las ediciones de la Bundesliga, está comprobando en las últimas semanas la dificultad del aterrizaje en una segunda categoría, en una campaña en la que su rendimiento ha ido claramente de más a menos. En puestos de ascenso prácticamente todo el curso, una racha de tres derrotas (la última de ellas ayer) y otros tantos empates lo ha colocado, a dos jornadas del final, fuera de las posiciones de privilegio. El que fuera campeón de la Copa de Europa en la temporada 1982-83 es cuarto ahora, igualado a puntos con el tercero -que juega una eliminatoria de ascenso frente al antepenúltimo de la Bundesliga- y a uno de la zona de ascenso directo.

El Málaga vive bajo el mismo temor. Otro 'gallito' que se ha ido haciendo menos fiero con el devenir de los meses. Hasta ahora el cuadro de Martiricos es el único conjunto de Segunda que ha estado entre los seis mejores en todas las jornadas. Equipos como el Granada, el Albacete o el Deportivo se acercan a su regularidad, pero no en las 36 clasificaciones a las que ha dado lugar la temporada. Sin embargo, ahora los pupilos de Víctor Sánchez del Amo se ven obligados a ganar el lunes en Cádiz para mantener la expectativa. Ni siquiera el empate valdría.

Esto es así porque el Deportivo se impuso ayer en Zaragoza (0-1, con gol de Pedro a seis minutos del final) y suma ahora 60 puntos, con mejor diferencia general de goles que el conjunto de La Rosaleda (empatan en el 'goal average' particular), que atesora 58. Además, el Oviedo, que recibe esta noche (20.30 horas) al Granada y suma 56, también está en disposición de adelantar al Málaga si ganara y los pupilos de Víctor perdieran. Lógicamente, caer de las seis primeras plazas tiene un efecto anímico importante, que hay que saber digerir y superar.

Regularidad

El Málaga ha permanecido en puestos de ascenso directo en dieciséis de las treinta y seis jornadas transcurridas. En diez de ellas lo hizo como líder y en seis en segunda posición. La última vez que ocupó la zona de privilegio fue tras su victoria en Majadahonda (0-1), en la vigésima sexta (a mediados de febrero). Todo hace indicar que, dado su desfase con el Granada (a nueve puntos y con el 'goal average' perdido), segundo actualmente, será difícil que vuelva a un puesto de ascenso directo en las seis entregas que quedan del torneo.

Asimismo, en el resto de la Liga el Málaga se movió en una plaza de 'play-off': en cinco ocasiones fue tercero; en diez, cuarto; en dos, quinto, y en tres, las últimas, sexto. Además, llegó a disponer de una máxima renta de nueve puntos sobre el séptimo tras las jornadas novena y undécima, pero este colchón se ha llegado a reducir a uno en la última clasificación y también después de la trigésima cuarta jornada. Y el peligro es que a partir de la noche del lunes no haya ventaja alguna porque el equipo descienda a la séptima u octava posición. Ahora bien, el equipo entrenado por Víctor es el único, junto a Osasuna y el Sporting, de los que optan a subir a Primera, que tiene pendiente sumar los tres puntos del duelo ante el Reus (retirado).