Víctor, entrenador del Málaga: «Hemos crecido mucho en la capacidad para dominar a los rivales y generar ocasiones»

Víctos, durante la rueda de prensa de este domingo./E. M.
Víctos, durante la rueda de prensa de este domingo. / E. M.

El técnico asegura en la previa del partido ante el Oviedo que Juan Carlos y Koné están preparados para ayudar al equipo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

A estas alturas de la temporada el Málaga se juega la vida en cada partido, pero el de este lunes ante el Oviedo en La Rosaleda (21.00 horas) es fundamental para seguir dependiendo de sí mismo en la pelea por el ascenso. El conjunto malaguista, séptimo en la clasificación, se mide al octavo con la intención de volver a meterse en los puestos de 'play-off'. Para Víctor, el entrenador del Málaga, el objetivo no es otro que ganar todos los partidos que quedan para seguir aspirando al ascenso a Primera. Pese a que los últimos resultados han traído de nuevo cierto pesimismo en el entorno, el técnico aseguró que los ánimos en la plantilla «están fenomenal». «Es una constante desde el primer día, se lo decimos y agradecemos todos los días a los jugadores. Con esa actitud lo normal es que salgan las cosas bien. Tenemos que considerar todos los partidos como finales, de esa manera vamos a estar con opciones para ascender», aseguró.

El preparador malaguista habló de las novedades en su lista, en la que destaca el regreso al equipo de los lesionados Juan Carlos y Koné. «Esta semana hemos introducido a estos jugadores que vienen de lesiones largas, ya están aptos para entrar en la convocatoria». Cuestionado sobre el estado físico de dos jugadores que llevan mucho tiempo ausentes dijo: «Están preparados para ayudar, por eso están en la convocatoria, no es fácil saber si están para jugar 90 minutos, además tenemos un día más de recuperación todavía. Están aptos para participar, en principio no los 90 minutos, pero no te lo puedo asegurar. No es la primera vez que un jugador tras una lesión puede jugar mucho por la motivación, la adrenalina… Pero con esto no quiero decir si entrarán desde el inicio o no».

Más

Sabe Víctor que el Málaga lleva cuatro meses sin ganar en La Rosaleda y que tiene que cambiar esa dinámica ya, aunque no quiso entrar en los motivos de esta mala racha como local: «Con lo que tenemos por delante, no miramos estadísticas anteriores, ha habido un cambio de entrenador, tampoco podemos analizarlo. El análisis de nuestro partido ante el Mallorca aquí fue muy positivo, aunque nos faltó acierto. Tratamos de mejorar cada semana, en juego y en resultado y queremos ganar todos los partidos. No lo decimos por decir, el equipo ha crecido mucho en su capacidad para dominar a los rivales y generar ocasiones, estamos trabajando en los aspectos de finalización, en atacar mucho y defender con el balón», comentó. «El equipo depende de sí mismo. Es un mensaje que hemos mandado desde el primer día, tenemos el mejor equipo de la categoría y nuestra referencia somos nosotros mismos y también nuestro peor enemigo. No podemos caer en la comodidad de creérnoslo, no tenemos que perder la exigencia constante y la humildad y estamos encantados porque el equipo está en ese camino», declaró.

Sobre el partido ante el Oviedo, Víctor espera un partido muy disputado en cuanto a las disputas de balón y el juego directo. «Ellos con el cambio de entrenador buscan ser intensos, un juego directo, provocando muchas segundas jugadas. Vamos a seguir nuestra línea de tratar de dominar al rival, meterles dentro de su campo y estar cerca del área para generar ocasiones», aseguró.

Cuestionado sobre el hecho de jugar un nuevo partido en lunes, el técnico fue crítico con la programación de los encuentros. «Pedimos que les den la oportunidad de ver a su equipo en fin de semana, que esté un poco más repartido. Entiendo que las audiencias mandan, pero también hay que acordarse de los aficionados locales que tienen mucho que ver, son la esencia del producto estrella del fútbol que es el partido. Si se ponen horarios pensando más en la audiencia que está en casa que en el que va al campo no es justo. Además, los equipos que más juegan en fin de semana en casa tienen más puntos, algo tendrá que ver», concluyó.