Víctor quiere tener 'enchufados' a todos en el Málaga

Víctor se dirige de forma vehemente a un jugador en presencia de Juan Carlos. /Salvador Salas
Víctor se dirige de forma vehemente a un jugador en presencia de Juan Carlos. / Salvador Salas

El técnico aprovecha la recuperación de Juan Carlos, Koné y Pacheco e implica a otros que no jugaban

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSO Málaga

Todos suman para Víctor Sánchez del Amo. En seis jornadas ligueras al frente del Málaga (aunque sólo se ha competido en cinco partidos), ha partido de la base de un once tipo que ha modelado ligeramente (Juan Carlos ha desbancado a Ricca, y Luis Hernández a Lombán), la sensación es la de que toda la plantilla está 'enchufada'. El sentir es claro: cualquier futbolista puede ser decisivo cara a la hora de la verdad, una fase de ascenso en la que el cuadro de La Rosaleda ha puesto ya pie y medio.

El Málaga de Víctor no se limita a una alineación más o menos conocida con Munir; Cifu, Luis Hernández (antes Lombán), Pau Torres, Juan Carlos (se impuso a Ricca); Keidi; Renato, N'Diaye, Adrián, Ontiveros, y Blanco. Sobre este plan, y no sólo a causa de lesiones y sanciones, ha sumado a diez jugadores más: Mula, Lacen, Iván Alejo, Seleznov, Diego González, Boulahroud, Hicham, Koné y Dani Pacheco.

En total lleva veintitrés jugadores empleados en cinco encuentros de competición. Sólo siguen sin aparecer los porteros Kieszek (obligado a jugar en el 'play-off' ante la marcha de Munir a la Copa África) y Werner; los zagueros Iván, Torres y Brezancic, el medio centro Erik Morán y el delantero Harper. Sin embargo, en muchos casos hay aspectos que matizar. Así, Miguel Torres no había ido convocado en toda la temporada hasta la llegada de Víctor, que en su primer partido oficial (ante el Alcorcón) se lo llevó convocado, y Erik Morán ha estado de baja todo el tiempo que lleva el madrileño al frente de la plantilla, circunstancia no muy distinta a la de Brezancic, que ha estado ausente en muchos entrenamientos y apenas ha gozado de continuidad.

A pesar de partir de un once base, ya ha usado en cinco partidos a 23 jugadores, y Werner , Brezancic y Erik Morán han sido los únicos que no han ido convocados

La explicación es evidente. Víctor los tiene 'enchufados' a todos. Hasta a un jugador del filial como Hicham, con el que contó para los últimos minutos en Cádiz. «No veis los que no juegan, pero su nivel de implicación es sensacional», sentenció el jueves el preparador malaguista, que no se cansa de repetir el mismo discurso, el de que el papel de los suplentes en los entrenamientos es tan profesional que, automáticamente, eleva el nivel de los titulares.

De paso, el técnico malaguista se ha beneficiado estos días de la sorprendente recuperación de Juan Carlos y Koné. Un pronóstico realista cuando ambos se lesionaron este curso invitaba a pensar en que ya no jugarían más en lo que quedaba de campaña, pero no ha sido el caso. Incluso, ha transcurrido poco tiempo entre lo que Víctor llama el «alta médica» y el «alta deportiva». Aun así, sorprendió que Juan Carlos fuese titular ante el Oviedo, coincidiendo con su primera convocatoria. Estaba lesionado Ricca y desbancó a Diego González, y entonces disputó 45 minutos. El viernes, contra el Zaragoza, llegó a 72, y en circunstancias normales podría estar para el choque al completo en Albacete. Mientras, Koné reapareció ante el Oviedo, con menos tiempo, pero buenas sensaciones.

Dani Pacheco se suma

Así las cosas, dos jugadores inexistentes en toda la etapa final de Muñiz se suman al abanico de posibilidades, como Dani Pacheco, que volvió el viernes. En dos meses y medio apenas jugó un partido, el de Tarragona, y es otro que se ha apuntado a los planes justo antes de la fase decisiva de la temporada. Pero hay más. Víctor prefirió ante el Zaragoza a Iván Alejo como tercer cambio frente a Koné, con el que no hay prisas para evitar posibles recaídas. El extremo vallisoletano, llegado en el mercado de invierno, cuajó un gran partido en su debut, contra Las Palmas, pero bajó mucho su nivel en todas sus citas posteriores. Tampoco estuvo nada fino contra el Mallorca (0-1), pero se le vio algo más entonado en los minutos que ha dispuesto contra el Oviedo y el Zaragoza.

Sólo Iván y Harper han sufrido un paso atrás con la llegada del nuevo preparador

La lista es casi interminable. Lombán apenas contaba con Muñiz y fue básico en el inicio de la etapa de Víctor; Boulahroud también entra en las convocatorias y apenas Iván y Harper (que se irá al Getafe) se ven perjudicados con el cambio vivido en el banquilllo.