El Málaga apuesta por Víctor Sánchez tras destituir a Muñiz

El Málaga apuesta por Víctor Sánchez tras destituir a Muñiz

El club espera cerrar las negociaciones con el nuevo técnico para que se incorpore hoy, con la mente puesta en un esprint de siete partidos en busca del ascenso

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Málaga da un volantazo en busca de una reacción del equipo que lo lleve a Primera a toda costa. Tras la derrota contra el Extremadura del sábado, el club decidió destituir a Juan Ramón Muñiz y buscar un revulsivo en el banquillo para reactivar a la plantilla en un esprint final de siete partidos que conduzca a Primera (el octavo compromiso será contra el desaparecido Reus y no lo jugará, sino que le sumarán los tres puntos). Y ahora la apuesta será por Víctor Sánchez del Amo, un madrileño de 43 años que fuera entrenador del Deportivo, Olympiacos y el Betis, con el que negocia el club de Martiricos para que se incorpore hoy y pueda ser presentador y dirigir ya el entrenamiento (está previsto para la tarde), con la mente puesta en el partido del viernes en Alcorcón.

Víctor fue futbolista internacional que arrancó su trayectoria en la élite en el Madrid, aunque fue en el Deportivo en el equipo que militó más temporadas. Antes estuvo en el Racing y después, en el Panathinaikos y el Elche. Su carrera como técnico comenzó como segundo entrenador de Míchel en el Sevilla y en el Olympiacos, para después dirigir ya en solitario a los equipos mencionados. Llegará con sus habituales ayudantes, que se pondrán inmediatamente al frente del cuadro de Martiricos en las diferentes parcelas.

Trepidante jornada

Tras decidir el cambio en el banquillo inmediatamente después del choque del sábado, la jornada de ayer, el Domingo de Ramos, fue ya trepidante en el Málaga. Primero le comunicaron a Muñiz que prescindían de él, dejando para más adelante la negociación de su finiquito (tiene un año más de contrato), mientras que posteriormente la dirección deportiva establecía ya los contactos definitivos con Víctor Sánchez para que se hiciera cargo del conjunto de Martiricos (había varias opciones más).

El club hizo oficial la marcha de Muñiz ayer por la tarde y sigue negociando con Víctor y sus ayudantes, ya que deberán adaptarse a la disponibilidad económica de la entidad. Aunque el Málaga dispone de suficiente tope salarial para afrontar la contratación, ya que la mayor parte del coste extra de estas operaciones se incorporará ya al presupuesto de la próxima campaña. Habrá que añadir asimismo, la indemnización que se acuerde con el agente de Muñiz en los próximos días.

Las conversaciones para el finiquito del técnico saliente, con un año más de contrato, quedan para los próximos días

Junto a Muñiz se marchan su ayudante, Álvaro Reina, y el preparador de porteros, Toni Mengual. El resto de los componentes del cuerpo técnico se mantendrán, en principio, en sus puestos, aunque habrá algún retoque en algunas funciones por la llegada de los colaboradores de Víctor.

El reto del nuevo entrenador, que se espera que se incorpore esta mañana, se centra en actuar como revulsivo para reactivar al equipo en los decisivos encuentros que quedan. El cuadro blanquiazul, además de perder ante el Extremadura, también había caído una semana antes en Granada en un partido crucial en el que se jugaba acercarse de una forma casi definitiva a la lucha por el ascenso directo. Ahora no queda descartada esta opción, que está a seis puntos, pero los esfuerzos deberán centrarse, de entrada, en no salir de la sexta plaza.

Sobre el adiós