Víctor toma el mando del Málaga

Víctor, ayer en su estreno al frente de la plantilla blanquiazul. /GERMÁN POZO
Víctor, ayer en su estreno al frente de la plantilla blanquiazul. / GERMÁN POZO

Firmó ayer como entrenador hasta el final de campaña (renovará por un año si asciende) y se puso al frente de la plantilla

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La presencia del Víctor Sánchez del Amo al frente del banquillo del Málaga abre una nueva etapa en el proyecto de la entidad de Martiricos, que tiene como único objetivo ascender a Primera al final de temporada. El nuevo técnico llegó ayer por la mañana, firmó su nuevo contrato tras superar todos los trámites administrativos y por la tarde se vistió ya de corto para dirigir su primer entrenamiento. Tomó el mando junto a sus ayudantes en una sesión en la que comenzó a conocer a los futbolistas de una forma más directa con el objetivo de hacer sus primeras valoraciones para comenzar a tomar decisiones inmediatamente. También habrá analizado en las últimas horas de una forma detallada los vídeos de los partidos del cuadro malagueño.

La plana mayor del club, con el jeque Abdullah Al-Thani a la cabeza, asistió al estreno de corto del nuevo entrenador en las instalaciones del Anexo. Todos los dirigentes quisieron arropar a Víctor en busca de una imprescindible reacción que lleve al equipo al ascenso. El presidente del club estuvo los primeros minutos sentado a pie de campo, muy cerca de los futbolistas, igual que Joaquín Jofre, aunque el propietario del club se marchó poco después de esa posición. Mientras tanto, componentes de la dirección deportiva y la secretaría técnica seguían las evoluciones del entrenamiento desde la zona alta de la nueva edificación construida junto al 'parking' de La Rosaleda.

Contrato del técnico 

El exfutbolista Víctor, de 43 años, se comprometió hasta el final de temporada, pero renovará por un año más en el caso de que consiga el ascenso a Primera. El preparador madrileño es la elección de Caminero para suplir a Muñiz con la mente puesta en que llegue de inmediato la recuperación en una 'miniliga' de siete partidos (el octavo sería ante el desaparecido Reus, pero no lo jugará y sumará directamente los tres puntos) en la que habrá varios enfrentamientos directos.

Víctor recoge un equipo clasificado en la sexta plaza (nunca estuvo por debajo de esa posición en las treinta y cuatro jornadas disputadas), pero que lleva varios meses experimentando una caída que se cerró con la dolorosa derrota en La Rosaleda ante el Extremadura. Deberá ahora parar el descenso en el rendimiento y alejarse de una dinámica negativa que está perjudicando bastante al equipo, que exhibe en algunas ocasiones muestras de sentir cierta ansiedad.

El nuevo técnico estuvo acompañado en el Anexo por la plana mayor del club, con el jeque Al-Thani al frente, en su primera sesión con la plantilla

A su llegada a la estación María Zambrano en AVE a las once de la mañana, Víctor se mostró muy satisfecho y comentó a preguntas de este periódico que no era la primera vez que visitaba la ciudad. «Siempre que vengo a Málaga estoy encantado, y he venido muchas veces, como jugador, como entrenador y con amigos que tengo», destacó el técnico, que declinó hacer más manifestaciones sobre su contratación y retos cara al futuro por recomendación interna. «No puedo hacer ninguna declaración porque el club tendrá que hacer antes un comunicado», aseguró en presencia de Caminero, que lo ha acompañado en el viaje procedente de Madrid.

El jeque Al-Thani acudió al estreno de Víctor y sus colaboradores. / SALVADOR SALAS/GERMÁN POZO

Con esta nueva oportunidad, Víctor recupera el pulso en los banquillos tras su salida del Betis, último equipo al que dirigió. Se espera que su labor se centre en el plano anímico, sin olvidar las exigencias de una categoría que no da ni un respiro a ningún equipo. El técnico deberá suponer el revulsivo que necesita el equipo para cambiar sus sensaciones, su imagen y frenar de una forma contundente con la dinámica negativa en la que se estaba instalando poco a poco.

Víctor tiene ya sólo tres días (hoy, mañana y pasado mañana) para preparar el partido del viernes en Alcorcón (a las 21.00 horas). Será su primer examen, la prueba inaugural en un campo complicado, ante un rival que ha vuelto a recuperar su gran nivel del comienzo de temporada. Tendrá el tiempo justo para conocer bien a los futbolistas y ya deberá hacer su primera alineación, y con la exigencia de recuperar el camino del triunfo para frenar el mal momento del equipo tras las dos últimas derrotas.

Arranca, de esta manera, la nueva 'era malaguista' con gran ilusión y esperanza. Víctor impartió ayer sus primeras lecciones, pero no será hasta las 13.00 horas hoy cuando sea presentado ante los medios de comunicación en La Rosaleda.