En vilo por Blanco y Luis Hernández

Blanco se retira con el médico, Daniel Rosado. /Salvador Salas
Blanco se retira con el médico, Daniel Rosado. / Salvador Salas

El ariete se golpeó en un hombro y el central se marchará a Madrid para recuperarse

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La trayectoria del Málaga está siendo excelente desde el arranque de la competición, siendo un fijo en la zona más alta de la clasificación, pero cada semana tiene que reponerse a distintos adversidades, sobre todo a las relativas a las lesiones de sus jugadores más importantes. Los problemas físicos se suceden y el equipo se ve afectado de una forma permanente por este asunto. Al margen de todo lo sucedido y de los jugadores que siguen todavía en el dique seco, en el cuadro blanquiazul están ahora en vilo por Blanco, con un traumatismo en el hombro izquierdo, y por Luis Hernández, que, cuando parecía que iba a reaparecer, el club anunció ayer que seguirá a partir de ahora la recuperación en Madrid.

Muchos titulares en su momento pasaron por la enfermería o ahora están lesionados, viéndose el entrenador obligado a rehacer el equipo. En esta lista se encuentran Mula, Cifu, Renato, Ontiveros, Pacheco, Juan Carlos, Koné, Adrián, Harper, Luis Hernández o el propio Blanco, entre otros. Estas incidencias ha ido castigando la progresión del equipo de Martiricos, que, pese a todo, logró superarse en cada jornada para no perder el ritmo de los rivales que, como él, buscan el ascenso a Primera esta temporada.

Las pruebas médicas determinarán el alcance de la lesión del argentino, mientras que también se alarga el periodo de recuperación del defensa

Pero los dos casos más cercanos, los últimos, por distintas circunstancias, son los de Blanco y Luis Hernández. El primero cayó mal en una falta de Josete, que le costó la expulsión por esa acción, en el encuentro del sábado en La Rosaleda. Poco después de este percance, el argentino tuvo que marcharse del campo. Ahora deberán hacerle algunas pruebas médicas para conocer el alcance de este problema, pero su ausencia sería un serio contratiempo para Juan Ramón Muñiz. Blanco es una de las piezas fundamentales del Málaga gracias a su buen trabajo y también sus goles.

El caso del central, sin embargo, es relativamente 'extraño'. En la mañana de ayer el club comunicaba que Luis Hernández «llevará a cabo la recta final de su recuperación en Madrid». El defensa cayó lesionado en el adductor de la pierna derecha hace algo más de dos meses, pero en las últimas semanas se estaba entrenando ya con el grupo sin ningún contratiempo, con normalidad, salvo hace algunos días, cuando volvió a trabajar en el gimnasio, lo que suponía un paso atrás, si bien desde el club se aseguró en ese momento que dejaba de entrenarse de forma preventiva.

La discreción del club en este capítulo está siendo máxima y, en algunos casos, hasta confusa, ya que las bajas de los jugadores son algunas veces más largas de lo previsto o directamente no se facilita información de los problemas físicos.

Temas

Fútbol