Vuelve la catapulta del Málaga

Luis Hernández, que comenzó la acción del 0-1 y participó en la jugada de la expulsión. /Agencia Lof
Luis Hernández, que comenzó la acción del 0-1 y participó en la jugada de la expulsión. / Agencia Lof

Luis Hernández da paso, con su potente saque de banda y tras segundas acciones, al cuarto gol malaguista de esta temporada

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Se le temía, se trabajó para contrarrestarlo, pero el fútbol presenta tal riqueza y complejidad que ni por esas. El entrenador del Deportivo, Natxo González, dedicó mucho trabajo del entrenamiento de su equipo el viernes en defender los saques de banda largos, los que suele poner en circulación Luis Hernández. Para nada. El único gol del Málaga ayer llegó en una segunda jugada tras otro servicio poderoso del defensa madrileño, su famosa catapulta, la que comenzó a ser conocida en su etapa como lateral derecho en el Sporting de Gijón. Fue el cuarto tanto del equipo, casi la mitad de los diez que suma, originados a raíz de envíos desde la banda del zaguero.

Sucedió en el minuto 54. Sacó Luis Hernández desde la derecha (también acude a los envíos desde la izquierda), prolongó Pau Torres de cabeza y ejecutó un primer remate, en posición escorada, Ricca. El rechace del meta con los pies le cayó a N'Diaye, que marcó no sin fortuna, ya que al menos se dio otro rebote, en las piernas de Pablo Marí, lo que despistó a Dani Giménez. En todo caso, el árbitro asignó el gol en el acta para el senegalés.

Casi la mitad de los tantos del equipo este curso han partido de acciones del defensa

Curiosamente, N'Diaye ya marcó así otro tanto, el definitivo 1-2 en Lugo, en la primera jornada. Puso en marcha la catapulta Luis Hernández desde el costado izquierdo, recibió a los pies un rechace de la zaga local y centró al área para el testarazo a gol del medio centro.

Ante el Alcorcón y el Córdoba

Hay más, el único tanto al Alcorcón (uno de los dos que lleva recibidos el cuadro madrileño en ocho jornadas), partió de otro envío largo de banda del madrileño, quizás el que más. Despejó un defensa amarillo y recibió Ontiveros, que encaró y puso un centro preciso para Blanco.

Finalmente, la jugada más directa fue la que abrió el marcador ante el Córdoba (en el 3-0). Sacó Luis Hernández, prolongó Blanco hacia atrás y llegó por sorpresa al espacio y libre de marca Adrián para marcar a placer. En definitiva de diez tantos anotados, cinco a balón parado, pues se puede sumar el gol de Ricca (el 3-0 al Córdoba) tras una excelente falta botada por Ontiveros. O, visto de otra forma, de los 19 puntos que suma el Málaga, los saques de banda de Luis Hernández han acabado dando seis y encarrilando el amplio triunfo ante el Córdoba.

La dificultad que desarma a los rivales en los envíos de Luis Hernández no está tanto en los remates directos, pues el balón cae con poca fuerza y dificulta la potencia del testarazo, sino en las siguientes acciones, en las que el Málaga se suele mostrar letal y muestra una gran facilidad ganar los duelos u ofrecer muchos desmarques por sorpresa, con sus atacantes muy bien escalonados en el campo.

 

Fotos

Vídeos